Gonzalo Torrente Ballester un novelista político

En el comienzo de la década de los años 30 y 40, entrando en periodos de guerra mundial y una constante insatisfacción que embargaba a la mayoría de los miembros de la sociedad española debido a la mala administración en el gobierno de turno y que dichos acontecimientos desencadenaron la guerra civil de nuestro país. Ciertos nombres surgieron de aquellos días de penumbra, zozobra, miedo y destrucción, para crear alegrías, cerrajeros Cordoba, esperanzas, valentía y construcción. Y uno de esos nombres fue el del novelista Gonzalo torrente Ballester.

Un miembro activo del partido falangista, Gonzalo Torrente pregonaba la cultura española de manera enaltecida a lo largo del planeta, y sus obras no solo dejaron muy en alto el nombre de esta nación, sino que hoy en día son utilizadas como instrumento de reconocimiento de la historia del estado y que además su figura se convirtió en monumento demostrador de lo que la literatura fue, de lo que es y de lo que seguirá siendo con el pasar de los años.

A pesar de su gran influencia en la vida pública, como un reconocido novelista y un honorable profesor universitario y excelente crítico literario, Torrente jamás se vanaglorió de su inteligencia, de su imaginación sin igual ni de su prominente palmarés de galardones, pues dicho por sus propias palabras, ninguno de sus libros le trajo más satisfacción que la que le propició ver crecer a todos sus hijos, ya que tuvo una gran cantidad, once para ser más específicos en sus dos matrimonios, y no solo verlos crecer, sino también verlos convertirse en grandes personas y excelentes profesionales.

El creador de la obra La saga/fuga de JB, nos narró varias historias que de una manera muy detallada y bien preparada se entrelazaban entre sí, y que las desventuras y preocupaciones vividas por los habitantes del pueblo de castroforte, no estaban muy alejadas de las vivencias que el cómo su autor y muchos de sus amigos de infancia, vivieron en esos años de incertidumbre mundial y que para ese entonces fueron muchos los acontecimientos que dejaron huella en la historia de la humanidad y que dieron un punto de partida a nuestra sociedad postmodernista de hoy.