Ferrol siempre recuerda al gran Torrente Ballester

Ferrol, como en todos los años, durante cada enero, recuerda a uno de sus personajes más reconocidos: Gonzalo Torrente Ballester. La gente hizo ofrendas de flores en el Cementerio donde yace el autor (Serantes), desde ahí se puede apreciar la ermita,  y una capilla adicional bastante cerca del sitio, Torrente Ballester descansa rodeado de la tierra que le vio nacer. Además, tiene cerca la casa de su gran abuelo: Eladio Ballester, la cual le inspiró para escribir sobre las Torres Mochas y los sueños relacionados a ellas.

Hablando de su abuelo, fue el personaje vital en la vida de los grandes escritores para hallar inspiración en los lugares más recónditos, como uno mismo, él también descansa donde se encuentra su nieto. También, Fernanda Sánchez-Guisande, la pareja de Gonzalo en su segundo matrimonio, se encuentra descansando en el sitio, ella fue también un elemento importante en la carrera del autor, impulsándole a seguir trabajando con su literatura a pesar de muchas dificultades en sus vidas.

Es emocionante ver cómo el legado de GTB se ha mantenido más que vivo durante tantos años, no solo por su excelente obra, sino por una personalidad y una vida digna de relatar a generaciones para complementar la exquisita literatura que nos dejó.

Ir a su tumba de verdad es una experiencia única, observar partes de la historia de sus inicios y del resto de su vida de verdad absorbería a cualquier lector suyo, dándole una nueva capa de comprensión a sus letras. Es curioso pensar que uno de los más grandes autores de las letras españolas alguna vez quiso ser un marino al igual que su padre lo fue, su imaginación y talento le permitieron ir mucho más lejos de lo que esperaba, dejando un legado literario y de vida tanto en su nativa Ferrol como en el resto del mundo, pocos autores han habido que plasmen aspectos de su vida de tal manera como el gran Don Gonzalo Torrente Ballester.