Arquitectura literaria

Es bien sabido que un escritor sea cual sea su corriente literaria se vale de su vida, de sus quehaceres, y de sus hábitos para darle a sus escritos, sean libros, cuentos, novelas o crónicas, en todos se ven involucrados aspectos importantes de las vida del escritor.

Torrente no escapó a esta realidad, en primer lugar en la época en la que el escritor decide complementar su carrera de profesor con la literatura se apreciaba mucha censura, en la época franquista era muy difícil por no decir imposible expresar libremente una opinión por lo que Gonzalo años más adelante confesaría que usaba sus recuerdos y los “maquillaba” por llamarlos de alguna manera para sus textos que muchas veces reflejaban un carácter político y social.

Torrente en algún momento fue comparado con los grandes autores de realismo mágico latinoamericano, aun cuando no pudo consagrar su particular estilo y sus obras como muchos escritores en Latinoamérica, sus textos han sido de gran influencia en España y fuera del territorio español.

Como la mayoría de los escritores Gonzalo basó su obra en los escenarios de su vida y esto es algo que se puede apreciar muy fácilmente en muchos de sus textos y en las descripciones que da sobre ciertas locaciones en las que se desarrollan sus historias.

Una de las ciudades que se pueden apreciar en sus escritos  es Ferrol el lugar donde nació y donde paso sus primeros años que era representada por el como la parte racional de sus historias, en esta misma ciudad podemos encontrar la aldea Serantes que fue el verdadero sitio donde nació en casa de sus abuelos y que representa mayormente como la parte fantasiosa y mágica y con lo que recrea gran parte de los escenarios de su obra.

En segundo lugar se consigue Santiago de Compostela donde desempeñó su labor docente, esta fue una ciudad que marcó y cautivó al escritor, por lo que más adelante las trasladaría hacia sus obras en las que se veía representada de una forma muy bonita y que describía con especial interés.

Por ultimo podemos conseguir la ciudad de la saga/fuga, Pontevedra que le recordó a Santiago y que adoptó como suya y de la cual tomó parte de su mitología para agregarla en su novela.

Gonzalo Torrente Ballester

En la larga trayectoria que posee la literatura española, como una de las más grandes a nivel mundial y que ha sido uno de los principales atributos que enaltecieron la cultura de esta nación, tanto en las eras de renacimiento, modernistas y contemporáneas o postmodernistas, como algunos las consideran, es necesario destacar la labor de ciertos personajes de nuestra historia literaria, que marcaron un comienzo, que reafirmaron un género y que engrandecieron la historia del país, con palabras, con lápiz y papel. Y por supuesto uno de esos grandes literarios fue el ilustre Gonzalo Torrente.

gtb vimeoAutor de obras como La Saga y Fuga de J. B. la cual da inicio a la trilogía fantástica y nos pone en manifiesto las peripecias que vivieron los habitantes de Castroforte del Baralla, el pueblo protagonista de dicha historia y que se ve envuelto en una preocupación conjunta por parte de la sociedad que allí habitaba. Dicha obra fue galardonada con el Premio de Barcelona, y el Premio otorgado por la Crítica del sector literario debido a su extraordinario contenido.

A demás de ser considerada como un paradigma que pondría un punto de inflexión dentro de la literatura española, algunos críticos consideraron ubicar al escritor en el asiento que se encontraba vacío para ese entonces al lado del gran Miguel de Cervantes, y no era para menos, pues Gonzalo Torrente Ballester fue y seguirá siendo uno de los más grandes novelistas de España, ya que fue autor de una gran variedad de obras literarias de todos los tiempos, no sólo a nivel nacional, sino también internacionalmente.

Excelente escritor, periodista, humanista, narrador, profesor y por sobre todo, la mayor satisfacción que tuvo en la vida fue ver crecer y convertirse en grandes personas a todos sus hijos.

Gonzalo Torrente Ballester, una de las plumas que escribieron y agrandaron la historia de la nación española, y que será estudiado por muchos años en España y también internacionalmente, mérito que ganó con su excelencia literaria.

Los gozos y las sombras

Gonzalo Torrente es un reconocido escritor español que tiene en su haber numerosos escritos y premios que lo consagran como uno de los literarios más resaltantes del siglo XX.

Este escritor se desarrolló al simultáneo como profesor, fue periodista e incursionó en el mundo del teatro y del cine, sin embargo, es reconocido por su escritura, específicamente con sus novelas, con lo que ha obtenido una gran cantidad de reconocimientos.

Si bien este escritor ya tenía mucho tiempo en este mundo de las letras y que tenía varios artículos publicados, la obra que lo catapultó hacia la fama fue Los gozos y las sombras, una obra compuesta por tres libros, el primero publicado en 1957 El señor llega, el segundo Donde da la vuelta el aire en 1960 y el tercero La pascua triste en 1962, es considerada una de las obras más resaltantes de la literatura del siglo XX y que estuvo incluida en la lista de las 100 mejores novelas en español según el diario el mundo.

Este relato cuenta la historia de un pueblo imaginario antes de la guerra civil española, en la que uno de sus persones vuelve a su pueblo de origen y aunque trata de no inmiscuirse en los asuntos de la que representa el papel secundario termina enredado en un sinfín de situaciones en el plano económico y social, así como en un cálido romance.

Esta novela en la sociedad gallega de la preguerra, en el que resaltan las características propias de la sociedad en ese entonces donde se puede ver un cambio hacia lo capitalista.

Fue tan grande el éxito de esta trilogía que más adelante hacia el año 1982 se hace una adaptación a la televisión supervisada por el propio Gonzalo, una vez llevada a la pantalla chica generó un gran éxito entre los críticos lo que avivó nuevamente el éxito de esta obra y además logró darle popularidad a su escritor quien aún no había alcanzo su tope de éxito.

Dinastía torrente

La dinastía Torrentes aun cuando parezca mitológico o algo que solo puede hacerse en los escritos pues es algo real, una misma familia y un mismo apellido unen no solo un legado biológico sino también un legado literario en el que padre, hijo y nieto comparten una vena artística en la que corre la sangre de una familia dotada para la escritura y las letras de generaciones e ingenio que mantienen vivo este apellido.

gtbGonzalo Torrente Ballester consagrado escritor recordado y quien es una referencia literaria en Europa y en el mundo se desempeñó como escritor en distintas áreas que abarcaban las novelas, el teatro, el periodismo y los ensayos. Por su condición de profesor y periodista su escritura tuvo en estilo muy particular, se debatía entre las ideas políticas y la censura que gobernaba su época, por lo que solía ser una escritura muy irónica que llegó a rayar en el realismo mágico. Tuvo una extensa prole entre ellos el destacado escritor Gonzalo Torrente Malvido además tuvo dos hijas también de su primer matrimonio de las que poco se hablaba pero una de ellas le daría un nieto escritor.

Torrente Maldivo estuvo influencia desde pequeño por su padre y fue quien lo introdujo en el mundo de la literatura, nunca por otros gremios como la cerrajeria y su exponente cerrajeros Bilbao, su estilo eran las novelas aunque más adelante en su carrera se consagrara como escritor para cine y ganara premios por esto, en sus textos incluía muchos diálogos los que hacían similitud al teatro contemporáneo y sus textos se basaban en novelas policiales, contrabandistas, drogas y amor, con un estilo muy distante al que se conocía en su época.

María Luisa Torrente hija del primer matrimonio de Torrente Ballester estuvo casada con un pintor famoso llamado Juan Giralt con quien tuvo un hijo Marcos Giralt Torrente, quien pasada su juventud sorprendería a todos convirtiéndose en escritor, con su primer libro Tiempo de Vida en el que narra la relación con su padre y la muerte del mismo, continuando de esta forma con la dinastía de escritores en su familia.

Gonzalo Torrente Ballester, sus mejores obras

El escritor español y galleguista de corazón Gonzalo Torrente Ballester, nos obsequió una amplia variedad de obras literarias, que glorifican de una forma superlativa la literatura española, dentro del siglo XX y que son base de partida, para los escritores contemporáneos dentro de esta época denominada postmodernista por algunos historiadores de vida humana y que para muchos, marcaron un antes y un después del origen de dichas piezas maestras.

Estas obras son las siguientes

“La saga/fuga de J.B.” que narra los acontecimientos vividos en el pueblo de castroforte de baralla, luego de la desaparición de la figura de su santa, que llegó al pueblo en una balsa rescatada por marineros y que produjo alegrías al pueblo, unido a esto las aventuras de juan bautista y el destino que vivían las personas cuyas iniciales eran J. B. encargados de defender al pueblo a lo largo de los años, por diversas razones entrelazadas a la historia de la ciudad.

“Los gozos y las sombras”, considerada como una de las obras cumbre de la literatura del siglo XX, y es la parte exponencial de una trilogía conformada por, “El señor llega”, “donde da la vuelta el aire” y “la pascua triste” esta historia se basa en los acontecimientos ocurridos dos años antes del estallido de la guerra civil que se perpetró en España, y dichos acontecimientos ocurrieron en Pueblanueva del conde y más específicamente, narra la vida de Carlos Deza al regresar al pueblo siendo uno de los antiguos señores de la villa, conocidos como churruchaos. Posteriormente tuvo un rotundo éxito luego de ser adaptada a una serie televisiva que contó con pocos episodios, pero que sin duda alguna se encuentra como hito dentro de la historia de la cultura española.

Y por último tenemos la conocida “Crónica del Rey pasmado” publicada en 1989 por la editorial Planeta, esta fue y sigue siendo una de las obras literarias más reconocidas de Gonzalo Torrente Ballester, pues en 1991 fue adaptada al cine en la dirección de Imanol Uribe quien contó con la participación del escritor Torrente para la supervisión del guion, dicha novela narra la crónica de unos días en la corte de un Rey Español en el siglo XVII, y lo que más cautivó a la crítica y al público en general fue la elaboración tan precisa, con tanta elocuencia característica de Gonzalo Torrente, de los personajes del Rey, el conde-duque de Olivares, de Marfisia, de Lucrecia y del conde de la Peña Andrada, los cuales capturaron la atención de todos por sus peculiares personalidades y grandes dialectos. Sin duda alguna, esta obra fue galardonada con ocho premios Goya entregados por la Academia de las artes y las ciencias cinematográficas de España.

Gonzalo Torrente Ballester resumido en sus frases

Si bien es puesto en manifiesto las virtudes que pueden poseer tanto los escritores de novelas como los realizadores de obras literarias personificadas dentro del teatro, llevados por el crecimiento de su creatividad a lo largo de los años ganados en experiencia dentro del género artístico, también es bien sabido que muchos de esos intérpretes son reconocidos, por su manera de moderar palabras, la realización de grandes ensayos o la exposición de grandes discursos, realizados tanto en épocas de penumbra e incertidumbre para la sociedad en la que se encuentran, como en épocas de alegría y prosperidad, para el tiempo en el que son partícipes.

Existen frases que perduran en la historia, ya sea por la elocuencia de la expresión o por el momento en el que son manifestadas, y en ambos casos el escritor español Gonzalo Torrente Ballester nos regaló una serie de expresiones, tanto elocuentes por su manera de enunciarlas, como importantes por el contexto en el que se exponían y que ahora puedes escuchar de boca de gente tan dispar como los cerrajeros Marbella.

Al hablar de bondad, dada la situación que se vivía en la década de los años 30 y 40 del siglo XX, era algo irrisorio y carente de conocimiento alguno debido a los conflictos bélicos que se presentaban para ese entonces, por ello la expresión de algún deseo se veía empañado por la ignorancia acerca de lo que estaba aconteciendo en el mundo, y para el momento que le preguntan cuál es su opinión acerca de la postura de las partes en conflicto, el autor torrente Ballester expresó que tenía una imposibilidad para desear a los buenos de la guerra ser victoriosos por cuanto, según el autor, ignoraba cuál era el bando de los buenos.

Por otro lado, el escritor aseguraba que la libertad era muy difícil de conseguir cuando el dinero se involucraba, frase que ha perdurado en el tiempo y aun en el nuestro es utilizada pues el dinero abarca casi todo lo que conforma la vida del ser humano incluidos los cerrajeros Valencia 24 horas, desde el momento de su creación, en este caso el autor hace referencia a la vida del individuo, que es afectada por el aspecto económico y a su vez es incapaz de tener un desenvolvimiento lleno de libertad debido al peso que acarrea vivir en un sociedad meramente materialista.

Por último, cabe destacar que Torrente Ballester fue un escritor que no se enfocó en su éxito pasado ni se perturbó por los acontecimientos futuros, vivió a plenitud su ser, en cada una de las estaciones de los años de su vida. Un exponente que enalteció la literatura española, un padre cariñoso y un hombre carismático a la cara de la opinión pública, nos enseñó que no hay que enfrascarse en lo vivido ni en lo que se está por vivir y por ello su frase, “ni el pasado existe, ni el futuro, todo es presente”.

El teatro resumido en un nombre, Gonzalo Torrente Ballester

Entre los estandartes de expresión y entretenimiento, el teatro es uno de los instrumentos o formas artísticas, con una antigua trayectoria en la evolución del hombre en sociedad, ya que era en las sociedades más antiguas donde aún no surgían otras modalidades artísticas o de expresión de sentimientos, situaciones y vivencias. El teatro surgió para manifestar elementos de la cotidianidad envueltos en tragedias o comedia expresados en el actuar de individuos que son parte o no dentro de esas sociedades.

Ya que es considerado una expresión de arte debido a su subjetividad y a la creatividad de los que forman parte de él, nos enfocaremos en ese aspecto que es característica fundamental para la ascendencia de este arte, dicho aspecto es el más importante en la estructuración de una obra teatral y es el punto de partida para la personificación de la expresión que se quiere manifestar.

Hablamos de la historia, del guion, de los modos de interpretación establecido por diversos escritores, en los que destaca un nombre dentro de la expresión artística del género teatral español, Gonzalo Torrente Ballester autor de obras como El retorno de Ulises, República Barataria y Teatro I y II entre otros.

En la recreación del mito clásico de Ulises a través de su ausencia y de la larga espera por Penélope y que la cual fue dejada de lado como mito literario para ser convertido en expresión verídica, puesta a la vista del público por parte de Torrente Ballester, fue considerada una de las obras más grandes del autor, por diversos críticos y aclamada por el público e incluso por el mismo autor que no era conocido por vanagloriar sus obras, pero esta fue la única que el mismo Gonzalo Torrente Ballester vio representar, primero en el teatro amateur universitario y posteriormente en el teatro profesional, y dicho de su boca, fue su obra favorita, creada de manera personalísima y que expresaba un sentido de humanidad, desbordado por el inesperado retorno del mito que se convirtió el personaje de homero, y que a la final fue visto como una persona real de carne y hueso, y no como sus inventores lo personificaron y mitificaron.

La literatura del ayer como impulsadora de la cultura Española del mañana

Mucho se puede hablar de la literatura española, puesto que es una de las más grandes a nivel mundial y que también es originaria de innumerable cantidad de textos que han servido de base para la estructura de naciones y por qué no decirlo, para la construcción de la sociedad moderna.

Hoy en día aún se vive la época del gran Miguel de Cervantes, dada la calidad de sus obras que han perdurado incluso por siglos, y lo mismo nos está ocurriendo con el ilustre Gonzalo Torrente Ballester. Ya a más de una década de su partida, Torrente Ballester nos obsequió una amplia variedad de sus obras e incluso una gran enseñanza de vida, pues a pesar de los acontecimientos que se vivieron en la época de su juventud, adultez y vejez, como por ejemplo las épocas de guerra y post guerra, eso no hizo que decreciera su interés por lo que él amaba y lo que satisfacía su apetito voraz por el conocimiento, ya que era un insaciable lector desde sus años de pre adolescencia, y ese apetito se vio más elevado en sus años de universitario.

Muchos autores basan su género de escritura por la influencia producida por otros grandes autores a los cuales estos pueden rendirles tributo dado el sentimiento causado por la contemplación de alguna obra, o por lo marcada que fue su interpretación en un género cultural, pero este no fue el caso de Torrente Ballester, pues como los grandes, la lectura formaba parte de su vida de manera constante y lo hacía por mero placer y no en busca de ampliar su conocimiento a pesar de que eso le era muy beneficioso para su repertorio lingüístico.

El ganador del premio Príncipe de Asturias en letras y secretario del partido Galleguista para ese entonces, culminaba una obra que era catalogada como un éxito literario y de inmediato continuaba con su siguiente proyecto, y no se veía eclipsado por el éxito de su antecesora obra, ya que la transición y la pieza literaria contaba con una estructura totalmente distinta a las que antecedían y eso era lo más atrapante dentro de su mundo literario, sin tomar en cuenta sus trilogías, la diversidad de sus libros era muy amplia, y como novelista no dejó cabida para la duda pues era sino el mejor, uno de los más grandes en el género y lo vio materializado en la realización de Los gozos y las sombras.

Sin lugar a dudas la literatura de estos grandes escritores, quedará plasmada dentro de la cultura de nuestra generación y de las próximas, porque no hay nada más poderoso y duradero que un sentimiento, y si ese sentimiento es transmitido con las palabras adecuadas, trasciende en el tiempo, en la historia y en la vida.

Gonzalo Torrente Ballester un novelista político

En el comienzo de la década de los años 30 y 40, entrando en periodos de guerra mundial y una constante insatisfacción que embargaba a la mayoría de los miembros de la sociedad española debido a la mala administración en el gobierno de turno y que dichos acontecimientos desencadenaron la guerra civil de nuestro país. Ciertos nombres surgieron de aquellos días de penumbra, zozobra, miedo y destrucción, para crear alegrías, cerrajeros Malaga, esperanzas, valentía y construcción. Y uno de esos nombres fue el del novelista Gonzalo torrente Ballester.

Un miembro activo del partido falangista, Gonzalo Torrente pregonaba la cultura española de manera enaltecida a lo largo del planeta, y sus obras no solo dejaron muy en alto el nombre de esta nación, sino que hoy en día son utilizadas como instrumento de reconocimiento de la historia del estado y que además su figura se convirtió en monumento demostrador de lo que la literatura fue, de lo que es y de lo que seguirá siendo con el pasar de los años.

A pesar de su gran influencia en la vida pública, como un reconocido novelista y un honorable profesor universitario y excelente crítico literario, Torrente jamás se vanaglorió de su inteligencia, de su imaginación sin igual ni de su prominente palmarés de galardones, pues dicho por sus propias palabras, ninguno de sus libros le trajo más satisfacción que la que le propició ver crecer a todos sus hijos, ya que tuvo una gran cantidad, once para ser más específicos en sus dos matrimonios, y no solo verlos crecer, sino también verlos convertirse en grandes personas y excelentes profesionales.

El creador de la obra La saga/fuga de JB, nos narró varias historias que de una manera muy detallada y bien preparada se entrelazaban entre sí, y que las desventuras y preocupaciones vividas por los habitantes del pueblo de castroforte, no estaban muy alejadas de las vivencias que el cómo su autor y muchos de sus amigos de infancia, vivieron en esos años de incertidumbre mundial y que para ese entonces fueron muchos los acontecimientos que dejaron huella en la historia de la humanidad y que dieron un punto de partida a nuestra sociedad postmodernista de hoy.

Gonzalo Torrente Ballester el novelista que atrapó al cine

Hoy en día hablar de una adaptación cinematográfica de un libro a la pantalla grande puede sonar como algo común y que ya se ha visto de manera estandarizada debido a la globalización ,pero en años anteriores, o para ser más específicos en el siglo pasado, cuando aún no existían las redes sociales y las novelas no se divulgaban de la manera en que lo hacen hoy día, sólo las obras que se llegaban a considerar como obras maestras llegaban a dar el salto épico de pasar del papel a la gran pantalla, y obviamente, al tener una calidad tan extraordinaria se convertían en un éxito en ambas plataformas, tanto en el sexto como en el séptimo arte.

Este es el caso de las obras literarias de Gonzalo Torrente Ballester, pues el contenido de sus piezas atrapaban al público que quedaba con la incertidumbre y el sentimiento de querer ver materializado sus sentimientos imaginativos ocasionados por sus libros, en historias que pudieran ser vistas de manera real y gestual dentro del mundo que estaba dejando atrás la imaginación y anteponiendo a ello la visión de lo real.

Lo que comenzó con un innegable éxito denominado Los gozos y las Sombras, que fue llevado a la pantalla chica como una serie televisiva, no solo abrió las puertas a esta modalidad, sino que también le dio credibilidad dado su resonante éxito de crítica y audiencia a un movimiento que en ese entonces, no tenía ninguna fuerza en el continente europeo.

Pero por supuesto, esto no le agregó méritos regalados y le proporcionó reconocimiento explosivo al escritor Torrente pues ya su carrera estaba llena de reconocimiento por su variedad de obras literarias y por su aporte a la cultura del país. Pero posterior a ello, realizó una de sus obras literarias que fue llevada a la pantalla grande y que hasta hoy en día es reconocida mundialmente como una de las mejores en la historia de la literatura y en la historia del cine de España.

Crónica del Rey Pasmado, uno de los libros que le proporcionó una innumerable cantidad de galardones y fue modelo de adaptación al cine con la película de El rey pasmado, galardonada con 8 premios Goya de la academia del cine español y un éxito rotundo en crítica y público. Por ello Gonzalo Torrente Ballester, fue un pionero en esta modalidad y uno de los novelistas que atrapó a la industria  cinematográfica.